Los nuevos desafíos de la Alianza

 

Two police officers walk past a Scout Specialist Vehicle (R) and a Foxhound armoured vehicle at Celtic Manor golf club near Newport in Wales 3.09.2014. reuters

Dos oficiales de policía caminan junto a vehículos militares en el club de Golf de Newport (Gales), donde mañana comienza la cumbre de la OTAN. Reuters

 

La cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN que mañana se celebra en la localidad galesa de Newport tendrá dos focos de atención marcados por la crisis de Ucrania y la amenaza del yihadismo más extremista. Mientras que para Obama el conflicto ucraniano es la prioridad, tras acusar hoy mismo a Rusia de agredir a Ucrania, el presidente español, Mariano Rajoy, tratará de que la atención se desvíe también hacia el llamado flanco sur europeo, ante la creciente amenaza de los yihadistas del Estado Islámico (EI).

De momento, una acción militar por parte de los aliados contra Rusia está descartada –al menos de forma directa–, al margen de endurecer las sanciones económicas y apoyar con más visibilidad al gobierno de Kiev y a los demás países fronterizos. Este es el escenario: una revolución de febrero de este año que ha derivado en una guerra civil y el derramamiento de sangre, la anexión de Crimea por parte de Rusia, casi 3.000 muertos civiles, cientos de miles de refugiados y sanciones económicas y una escalada de tensión parecida a la Guerra Fría entre Rusia y Occidente.

En la base está desde el principio la importancia geoestratégica de la zona, el pulso del presidente Putin a la comunidad internacional, en especial tras los coqueteos de Ucrania con la UE, y su posicionamiento interno con tics de imperialismo post-soviético. Hay mucho crédito personal del presidente ruso en juego, cada vez con más encuestas a su favor. Pero, ¿realmente hacia dónde encamina sus pasos? ¿Acaso está sin salida como suele suceder en EEUU frente a las voces más nacionalistas de la extrema derecha? ¿Tal vez persigue un acuerdo de paz como el desmentido en las últimas horas para obtener concesiones ante la creciente presión de la Comunidad Internacional y sus sanciones económicas? ¿De verdad quiere obtener una tutela del este de Ucrania del mismo modo que en Crimea? ¿O, simplemente, es una estrategia de caos para mantener su influencia y advertir a sus antiguos estados satélites ante el avance de la OTAN? El peor de los escenarios sería que todo hubiera quedado fuera de control.

¿Y la Alianza Atlántica? Obama ha elevado a Ucrania al nivel de aliados como Israel o Japón en otras zonas de interés geopolítico. Mañana, sin ir más lejos, tratará de dar luz verde a una nueva fuerza de alta disponibilidad, además de la creación de nuevas bases de equipos sobre el terreno en Europa del Este. Este plan auspiciado por EEUU y Reino Unido choca en principio con sus aliados del Sur (España, Italia, Grecia y Francia), que junto a Alemania tienen otros intereses en Rusia, a quien no quieren calificar de adversario e insisten en la seguridad del flanco sur y el peligro extremista como prioridad, sin dejar a un lado la cuestión ucraniana.

 

A Royal Navy Type 45 destroyer, HMS Duncan, is berthed in Cardiff Bay, ahead of the forthcoming NATO summit, in Wales September 3, 2014. REUTERS

El destructor británico Tipo 45 HMS Duncan, en la bahía de Cardiff (Gales). Reuters

 

De momento, Estados Unidos tiene previsto enviar varios centenares de militares a Ucrania para las maniobras Rapid Trident 14, que se desarrollarán en la zona oeste del país fronteriza con Polonia (del 16 al 26 de septiembre). Hace menos de un año, precisamente, militares españoles –en concreto de la Brigada Guzmán el Bueno X de Cerro Muriano– participaban en dicho país en los ejercicios Steadfast Jazz junto a otros 27 países de la OTAN y Finlandia, Suecia y Ucrania, en lo que fue una simulación de un escenario muy similar al que ahora se maneja.

Hasta la fecha, la estrategia visible de la OTAN no ha pasado del envío de militares en apoyo, maniobras y ayuda de material, mientras ambos bloques se acusan mutuamente de provocar la escalada en el conflicto. Y es que, aunque los planes apuntan no solo a la creación de dicha fuerza de reacción rápida –de hecho ya existe sobre la base de la NRF, en la que durante el primer semestre del 2014 estuvo encuadrado un batallón táctico mecanizado español de la Brimz X—sino también a la creación de infraestructuras; la OTAN en su acta fundacional tiene reparos al estacionamiento permanente de tropas en los países del Este, según un pacto con Rusia del 97. De momento, EEUU se ha comprometido al envío de soldados a Ucrania en maniobras, algún buque con el sistema AEGIS –el destructor USS Ross con base en Rota cruzaba esta tarde el Bósforo—al Mar Negro, así como fuerzas conjuntas con países del norte de Europa limítrofes con Rusia, según informó el viernes el Finantial Times.

En cuanto a España, según ha informado hoy mismo el Gobierno, se ha comprometido a poner a disposición de la OTAN cuatro cazas de combate para vigilancia en el Báltico, así como una fragata –la Almirante Juan de Borbón, también con el sistema AEGIS, zarpó el pasado jueves rumbo al Mediterráneo oriental—y un batallón de intervención. Hace dos días, envió a Ucrania 500 chalecos y 300 cascos, entre otro material militar no letal.

En el otro asunto que se abordará mañana en la cumbre, se espera que EEUU arranque a los demás países el compromiso de apoyar con armas y acciones sobre el terreno al gobierno de Iraq y a la población local y siria ante el avance del Estado Islámico (EI). Se espera, además, que de la cumbre se mantenga e incluso incremente el apoyo a Afganistán –desde donde están partiendo también muchos combatientes hacia las filas del EI–, donde España contribuye aún con 200 militares en el aeropuerto y el hospital de Herat, y tiene el compromiso de hacerlo en el marco de la misión ‘Resolute Support’ de la OTAN para capacitar y asesorar a las tropas locales.

 

 

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Sobre la-aspillera

Rafael Romero es periodista, jefe de sección de Diario CÓRDOBA. Facebook-https://www.facebook.com/Defensacordobaweb Twitter- @DefensaCORDOBA