Yihadismo en la mochila

A couple stand in front of the Jewish Museum near a police officer in Brussels June 1, 2014. REUTERS

Una pareja, frente al Museo Judío en Bruselas. foto REUTERS

 

Un rifle de asalto Kalashnikov y una pistola con munición en su equipaje de mano. “Cuando nos encontramos con un arsenal así es que no está destinado a intenciones pacíficas”. El arsenal era del francés Mehdi Nemmouche, arrestado el viernes en Marsella como presunto autor del asesinato de cuatro judíos en Bruselas el pasado 24 de mayo. La declaración posterior era del ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve. Pero, además, en su equipaje de mano se halló un vídeo de cuarenta segundos con la bandera del Estado Islámico en Irak y el Levante, un grupo yihadista sirio, lo que hizo saltar todas las alarmas.

Nemmouche estaba fichado por los servicios secretos franceses por su largo historial terrorista. Delincuente habitual y reincidente, fue captado y vivió un proceso de radicalización en las cárceles galas hasta que salió en libertad en diciembre de 2012 y puso rumbo a Siria. Francia perdió su pista hasta que el viernes fue capturado en un control de drogas aleatorio por los agentes de aduanas de Marsella.

Según las autoridades francesas, hasta el 30 de mayo, más de 300 franceses o residentes en el país combaten en Siria. A estos, según cifras del ministerio de Interior dadas a conocer hoy, hay que sumar casi otras 150 en tránsito hacia dicho país, aparte del centenar controlado de yihadistas potenciales o combatientes ya muertos en Siria o Irak.

 

A suspected member (C) of an Islamist cell is led by masked Civil Guard officers after being arrested in Melilla May 30, 2014. REUTERS

Un sospechoso de pertenencia a una red yihadista es detenido por la Policía y Guardia Civil, en Melilla. foto REUTERS

 

En España, la semana pasada, en una operación conjunta entre la Policía y la Guardia Civil, se desmanteló una red yihadista en Melilla con seis detenciones. Según informó Interior, se trataba de una red internacional de captación y envío de terroristas para grupos asentados en Malí y Libia. En concreto, se hablaba de al menos 24 marroquíes y dos españoles, que operarían para Al Qaeda en el Sahel. Entre los arrestados estaba el primer español retornado de Mali tras su paso por campamentos de entrenamiento terroristas, en el que se encontraría, según las mismas fuentes, un exmilitar profesional español especializado en adiestramiento sobre manejo de armas y explosivos.

Esta no es la primera operación contra redes yihadistas en España. En marzo, también con detenciones en Melilla, fueron detenidas otras siete personas.

A finales de abril, en varias ciudades del Reino Unido, sorprendió una campaña dirigida a las mujeres de la comunidad musulmana para que disuadieran a sus maridos e hijos de viajar a Siria para combatir del lado de grupos extremistas. Solo este año, cuarenta personas han sido detenidas por su relación con el yihadismo internacional.

La detención del ciudadano francés sospechoso de los asesinatos en el Museo Judío de Bruselas fue un evidente golpe de suerte. Las autoridades de la Unión Europea coinciden en que se podría hacer un mejor uso de la red Europol e Interpol en la detección de viajeros sospechosos, así como mejorar los sistemas de intercambio de información entre estados Schengen. Sobre la mesa de trabajo hay iniciativas como el ‘Passanger Name Record’, aparte de medidas penales.

Este jueves, España y otros seis países de la UE se reunirán en Luxemburgo en busca de soluciones a este fenómeno de los combatientes de retorno en Siria e Irak. Acudirán los ministros de Interior de España, Francia, Reino Unido, Bélgica, Alemania, Holanda y Dinamarca. La cooperación y la respuesta multilateral se antoja decisiva.

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Sobre la-aspillera

Rafael Romero es periodista, jefe de sección de Diario CÓRDOBA. Facebook-https://www.facebook.com/Defensacordobaweb Twitter- @DefensaCORDOBA