Europa sumergida

Berenguer, Laborie y López Mora

Los analistas Berenguer (izquierda) y Laborie Iglesias, junto al director del seminario de la UCO, López Mora, esta tarde en el antiguo Rectorado de Córdoba.
Foto: Juan Algar

 

“Prevenir”: verbo estrella en el ámbito de la Seguridad y Defensa; término refugio esta mañana, sin ir más lejos, para el ministro Morenés, que volvió a ser cuestionado en los ejercicios COPEX 13, en El Retín, por las informaciones de ‘El País’ sobre un presunto sistema de seguimiento de militares sospechosos de radicalismo de corte islamista dentro de las Fuerzas Armadas, y que ha vuelto a generar la habitual marea que provoca todo lo relativo al espionaje en España (reacciones). Luego habrá uno que coja su fusil, se lleve por delante a un compañero y llegarán las lamentaciones, vino a decir el titular de Defensa.

También fue el verbo recurrente dentro del turno de preguntas en la ponencia ‘estrella’ del seminario “Conflictos, seguridad y compromisos internacionales de España en el mundo contemporáneo: la contribución en el área de la Defensa desde la Transición democrática”, que ha clausurado esta tarde la Cátedra Unesco de Resolución de Conflictos de la Universidad de Córdoba (UCO), en colaboración con el Ministerio de Defensa (MDE) y el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE).

Dos de los más importantes analistas del IEEE, Francisco José Berenguer y Mario Ángel Laborie, trazaron con minuciosidad y precisión las claves actuales dentro del panorama estratégico nacional e internacional. Pero a los asistentes –varias decenas de jóvenes veinteañeros universitarios—les llamaron más la atención dos cuestiones: la detección en Madrid y su extrarradio (Alcalá de Henares y Móstoles, principalmente) de grupos minoritarios de extrema derecha que prestan atención a parados y familias en exclusión, a modo de los griegos de Amanecer Dorado –en Europa, o Hamás e Hizbulá en Oriente Próximo–, y que ha hecho saltar las alarmas de la Inteligencia española. Y por otro, los casos de espionaje revelados por Snowden que afectaron a líderes políticos nacionales, poniendo en tela de juicio el trabajo de los servicios de espionaje occidentales implicados. “Todos espían”, apuntó Laborie, quien justificó que se “peinen” las redes y se intercambien datos “como prevención”, aunque criticó los pinchazos telefónicos: “Si ha pasado, provocan una rotura en la confianza” entre los aliados, aclaró, pero salvable a tenor de las últimas declaraciones exculpatorias de la canciller alemana, Ángela Merkel.

Berenguer trazó en el antiguo Rectorado de la Universidad de Córdoba lo que en su opinión son las dos “ideas fuerza” en clave de geoestrategia internacional: hay elementos fuera del proceso de globalización y diferentes visiones del mundo que son motivo de conflictos. El teniente coronel y analista del IEEE abordó el actual desplazamiento de la visión del mundo hacia Asia-Pacífico, que marca el panorama estratégico mundial; el alumbramiento de la nueva realidad (impredecible) en el mundo árabe surgido de los procesos tras las llamadas (mediáticamente) ‘Primaveras árabes’ y la contracción estratégica que padece Occidente –“lo más preocupante”, apuntó–, con una Europa en proceso de definición –“le atropella el tiempo; tiene que definirse desde una mayor altura de miras”, dijo– y los Estados Unidos, en una marcada pérdida de liderazgo internacional debido a un “sobredimensionamiento exterior” tanto diplomático como militar, con repercusiones económicas y sociales (altos costes y número de bajas).

El analista del Ceseden habló de tres casos concretos: China, Marruecos y Egipto. El gigante asiático se ha convertido, en este giro hacia la izquierda de Estados Unidos, en un actor imprescindible de su política internacional; se ha establecido en los últimos años de crecimiento económico en la zona un proceso de “creciente dependencia de intereses” entre ambas potencias. Si bien puntualizó que es “relativa” la amenaza militar de la que se alerta desde Estados Unidos, ofreciendo datos concluyentes al respecto: unos presupuestos destinados a Defensa todavía muy alejados el uno del otro, a favor de los EEUU.

Del mundo árabe, contrapuso la distinta reacción que ha tenido el proceso “democratizador” en dos países claves como Egipto y Marruecos. Del primero habló de “descarrilamiento” y vuelta a un punto de partida con la irrupción del Ejército y la deposición del antiguo Gobierno islamista moderado de Mursi, mientras que puso al vecino del sur como ejemplo de “reformas” y “avances” en torno a la figura de su monarquía alauí.

Para concluir, Berenguer expuso las nuevas amenazas: proliferación de regímenes populistas “poco fiables”, la disputa por los recursos (agua, alimentos, energía, minerales estratégicos, etcétera), el terrorismo transnacional (yihadismo y movimientos antisistema) y la delincuencia, donde puso el acento final e hiló con la siguiente ponencia en el “narcoyihadismo” en el Sahel.

Precisamente, la exposición del teniente coronel Laborie Iglesias, sobre ‘La estrategia de seguridad nacional 2013. Un proyecto compartido’, dejó una de las pocas críticas hacia dicho análisis impulsado por Moncloa: la zona del Sahel. Según el analista, “no se ha recalcado lo suficiente dicha problemática”, en medio de un panorama cada vez con más actores y más factores, con una “vetusta” e “incapaz” organización de gestión de seguridad como es las Naciones Unidas. Laborie incidió en la transformación hacia lo que denomina el actual mundo “ceropolar”, con un menoscabo del liderazgo de Occidente, un debilitamiento de los Estados y Organismos Internacionales y un creciente “poder de la calle” que obliga a nuevos análisis y nuevos retos en torno a la Seguridad y Defensa, en especial en una Europa en la encrucijada que el mes próximo tendrá una cita clave en la que revisará su política común de Defensa, en la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno.

 

 

 

 

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Sobre la-aspillera

Rafael Romero es periodista, jefe de sección de Diario CÓRDOBA. Facebook-https://www.facebook.com/Defensacordobaweb Twitter- @DefensaCORDOBA