Presupuestos 2014: Unas FAS ‘solidarias’ con la industria

The new French air force military transport Airbus A 400M is welcomed by fire engines on September 30, 2013, at the military airbase AFP

El nuevo avión de transporte militar francés Airbus A400M es recibido en su base aérea el pasado 30 de septiembre del 2013.
AFP Photo

 

Jugar en la primera división de la industria de la defensa mundial conlleva para España duros peajes, concretamente 30.000 millones de euros, es decir, cinco veces el presupuesto de Defensa para el próximo año, y que corresponde a la cantidad total del plan de Programas Especiales de Armamento (PEAs) iniciado en los 90.

Hace poco más de una semana, en Sevilla, el Príncipe Felipe destacó la excelencia de la industria aeronáutica española, en colaboración con la europea, en la ceremonia de entrega oficial del primer Airbus A400M al ejército francés. Un proyecto coral de siete países (Alemania, Bélgica, España, Reino Unido, Francia, Luxemburgo y Turquía) integrado en el PEAs que ha supuesto una inversión cercana a los 20.000 millones de euros y que cuenta ya con una cartera de pedidos de más de 500.000 millones.

Sin embargo, las Fuerzas Armadas españolas (FAS) están pagando los efectos ya no solo de la crisis económica global –desde el 2009 se ha reducido la plantilla en 12.000 militares, 3.500 será en 2014; actualmente hay 123.335 en activo– sino también de una política de inversiones en PEAs vista ahora como desproporcionada pero clave para la seguridad y defensa, ideada en una época de despegue económico en los noventa.

Desde septiembre del 2012, Defensa afronta un plan de reprogramación para reducir su elevado coste con el techo de pago puesto en el 2030. Desde esa fecha se han aprobado ya dos créditos extraordinarios por valor de 2.659 millones de euros con cargo a Hacienda, quien acometerá un tercero el próximo año cercano a los 900 millones de euros.

De los dieciséis programas de armamento, solo tres (caza Eurofighter, helicóptero de ataque Tigre y avión de transporte A400M) recibirán una partida económica del ministerio de Defensa, según los presupuestos del próximo año analizados ayer por el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles. En total, unos 7 millones de euros de los cerca de 30.000 totales del programa hasta el 2030. Así, con un presupuesto recortado en un 3,2 por ciento (5.742,94 millones de euros en 2014) y teniendo como objetivos la seguridad y operatividad en las misiones en el exterior, ¿cómo será posible hacer frente a dichos compromisos con la industria y la seguridad dentro de las actuales disponibilidades financieras?

A pesar de que los presupuestos de Defensa, un 0,57 por ciento del PIB, contemplan solo 6,84 millones para estos programas en 2014 –el 7,7 por ciento va destinado a inversiones, unos 443 millones; el 77 por ciento, a personal–, el Gobierno de Rajoy sostiene que atenderá el pago de estas obligaciones con los citados créditos extraordinarios de Hacienda, y con pagos ya adelantados por el de Industria, de los que 15.000 millones ya han sido prefinanciados y 7.000 millones ya están entregados a las empresas, que en su mayoría han aceptado nuevas condiciones. Es decir, quedan unos 8.000 millones de euros a pagar en diez años, según la secretaría de Estado.

Pero aparte de estos miles de millones de Hacienda e Industria para programas especiales de armamento, la partida de misiones en el exterior tampoco figura en los presupuestos generales de Defensa para el 2014, sino en un fondo de contingencia que este año asciende a 784 millones de euros. Una cantidad similar a la prevista para el año que viene. Hagan pues el cálculo final: 5.742,94+900+784.

Tras seis años de recortes presupuestarios consecutivos, de los 8.491 millones en 2008 hasta los 5.742 actuales, de recortes de personal y de medios, el actual jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez, mostró ayer ante la Comisión de Defensa del Congreso su apoyo a los presupuestos –“continuistas y responsables” los calificó—si bien advirtió antes de que el actual sistema no mantiene ni las estructuras en cuanto a alistamiento y adiestramiento –“hay que buscar nuevas fórmulas”, sostuvo– ni las garantizará en un futuro que cada día se intuye más complejo e inseguro.

 

Más información:

Un presupuesto para ayudar a superar la crisis (Revista Española de Defensa, octubre del 2013)

La Defensa que viene. Criterios para la reestructuración de la Defensa en España (Real Instituto Elcano, Félix Arteaga, octubre del 2013)

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Sobre la-aspillera

Rafael Romero es periodista, jefe de sección de Diario CÓRDOBA. Facebook-https://www.facebook.com/Defensacordobaweb Twitter- @DefensaCORDOBA