¿Por qué decir Yihad cuando solo es sexo?

An Iraqi woman who lives in Syria.
AP PHOTO

 

Me pregunto si el reclamo de la “Yihad Sexual”  hubiera tenido el mismo tratamiento periodístico con esclavas y guerreros occidentales como protagonistas, en lugar de mujeres tunecinas y jóvenes musulmanes, por muy desalmados y terroristas despreciables que sean. Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Aquí os dejo una variada muestra de reputados medios de comunicación y el tratamiento que han dado, hasta hoy, a la noticia en cuestión:

Mujeres tunecinas libran sexo jihad en Siria (AFP), Niñas tunecinas vuelven a casa embarazadas después de ‘jihad sexual’ en Siria (Al Arabiya),  Adolescentes tunecinos están ayudando a los rebeldes sirios con ‘Sexual Jihad’ (The Atlantic), La ‘Jihad Sexual’ puede producir un aumento de embarazos en las mujeres de Túnez (The Huffington Post), ‘Sexual Jihad’, las mujeres tunecinas van a Siria para ‘aliviar’ a guerreros santos (RT); “Yihad sexual de las mujeres en Siria” (El País), “A la guerra de Siria por sexo” (Diario ABC), etcétera, etcétera, etcétera…

En las últimas semanas, muchos medios de comunicación han dado cuenta de los supuestos favores sexuales por parte de cientos de mujeres musulmanas de Túnez de confesión suní, entregadas por una presunta fatua a los rebeldes sirios.

Algunos medios sitúan el inicio de estas informaciones en una captura de pantalla de Twitter –de 200 caracteres, no de 140– de un clérigo salafista saudí Mohamed al-Arefe, a quien se le atribuye esta ‘yihad sexual’, entre otros duros sermones contra mujeres de confesión no suní.

En diciembre del pasado año, un canal de noticias libanés Al Jadeed informó de fatuas de este erudito contrario al régimen de Al Asad. Ambas imputaciones fueron desmentidas por Al-Arefe, a pesar de lo cual siguieron creciendo en la Red, sobre todo por parte de medios iraníes, como la agencia Farsi, y árabes como Al-Arabiya, de propiedad saudí, que fue una de las primeras en informar sobre el macabro asunto.

Sin embargo, esta noticia que se remonta a finales del 2012 no se hizo viral hasta que AFP y Al-Arabiya informaron el pasado 20 de septiembre de los presuntos viajes de mujeres tunecinas a Siria, según el ministro de Interior de Túnez, Lotfi Ben Jeddou. “Tienen relaciones sexuales con 20, 30, 100” rebeldes, señaló en el Parlamento. El ministro, contrario al partido islamista tunecino Ennahda, no presentó prueba alguna.

Algunos periodistas han tratado de denunciar el engaño desde el principio (incluso llegaron a usarse imágenes de mujeres chechenas presentadas como tunecinas por televisión), y que ha vuelto a cobrar fuerza en las últimas semanas. El único informe al respecto fue emitido por un canal sirio Al-Ikhbariya, donde una joven siria dijo haber sido enviada a los yihadistas. Este medio apoya en sus informaciones diarias al régimen de Al-Asad, que combate a los citados rebeldes.

“Una cosa son las prostitutas tunecinas y de otras nacionalidades que hay en Siria y otra diferente una yihad sexual”, expresó un observador de la Liga Árabe al canal France 24, que ha puesto en cuestión la noticia.

Lo que parece evidente es que la historia, con sexo, mujeres y musulmanes, ha atraído la atención de medio mundo. Mientras, el otro se bate a diario en conflictos y pobreza. El de Siria, como todas las guerras a lo largo de la historia, es un cúmulo de informaciones erróneas, unas veces, e imprecisas en el mejor de los casos y tendenciosas, como en cualquier otro conflicto. Pero lo peor de todo es que los grandes medios saben cómo atraer la atención de las masas: mujeres y niños refugiados, explotados, masacrados, gaseados o esclavizados en una especie de pandemia inacabable, muchas veces sin preocuparse del respeto a las que son en realidad las verdaderas víctimas de las guerras.

 

Más información:

Análisis de Ruth Michaelson sobre “Refugiados sirios y matrimonios de conveniencia” para RH Reality Check

“Mujer terrorista suicida, manipulación extrema”, de Pedro Baños (Real Instituto Elcano)

 

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Sobre la-aspillera

Rafael Romero es periodista, jefe de sección de Diario CÓRDOBA. Facebook-https://www.facebook.com/Defensacordobaweb Twitter- @DefensaCORDOBA