EEUU: 60 años en bases españolas

FRANCO VISITA OFICIAL DE EISENHOWER EN 1959 FOTO CIFRA GRAFICA efe

Visita oficial de Eisenhower a España en 1959. En la imagen, el presidente de los Estados Unidos saluda al general Franco.
Agencia EFE

 

Entre medias del desastre del 98 y de las marchas de hace veinte años a Morón y Rota bajo el lema “OTAN no, bases fuera”, los Estados Unidos de América han sido un socio clave y fundamental para la diplomacia española. Aquella guerra de borrón y cuenta nueva entre ambos países, a finales del siglo XIX,  puso en manos estadounidenses Puerto Rico, Guam y Filipinas, aprovechando el declive español en América y el Pacífico, y de paso provocó el adiós de Cuba. Las marchas de protesta de poco sirvieron, y como muestra la estrecha y fiel colaboración entre ambos países, bajo el telón de la organización Atlántica, con acuerdos y tratados que han perdurado desde el fin del que fuera llamado Imperio español.

Entre 1946 y 1951, las relaciones públicas se interrumpieron como consecuencia de la decisión de la dictadura del general Franco de no entrar en la Segunda Guerra Mundial. Pero fue él mismo, un 26 de septiembre de 1953 –ayer se cumplieron 60 años–, quien reanudó con los Estados Unidos una estrecha colaboración militar que hoy se acrecienta.

Aquel acuerdo entre Franco y el presidente estadounidense Dwight Eisenhower conllevó –aparte de un espaldarazo internacional– la modernización de las Fuerzas Armadas españolas, con una inyección de 524,2 millones de dólares así como la transferencia de material bélico (carros M-47 Patton, helicópteros Bell-47/OH-13, aviones DC-3/C-47 Skytrain, cazas F-86F Sabre, etcétera). España, por su parte, cedía las bases militares de Torrejón de Ardoz (Madrid), Zaragoza, Morón (Sevilla) y Rota (Cádiz), además de otras instalaciones y enclaves estratégicos para radares y comunicaciones.

En 1970 se produjo la primera gran reforma en el convenio bilateral, pasando las instalaciones de uso conjunto a pleno dominio español, con un uso restringido pero con facilidades a las FAS estadounidenses.

Con la muerte de Franco, las relaciones entraron en una nueva fase. El primer tratado en democracia fue en 1976, entre Henry Kissinger y José María de Areilza, primer ministro de Exteriores español salido de las urnas. En 1982 se firmó el Convenio de Amistad, Defensa y Cooperación, que articulaba el control del uso de las instalaciones militares por parte de España y la presencia de estadounidenses (entró en vigor un año más tarde).

Pero también ha habido controversias. El referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN, la reducción de estadounidenses en las bases o la política norteamericana en Centroamérica enturbió las relaciones entre ambos países. Así, en 1988, el gobierno socialista de Felipe González ordenó la salida de Torrejón de Ardoz del Ala Táctica de Caza 401 de la USAF con 72 cazas F-16. También de esta época son las fricciones con la administración Ronald Reagan por la presencia de armas nucleares en nuestro país. Hubo un acuerdo tácito por el que Estados Unidos se comprometía a no introducirlas a bordo de aviones o buques de guerra y España, simplemente, no preguntaba. Y hasta hoy.

 

Un escuadrón de doce aviones de combate F-117 de las Fuerzas Aéreas de EEUU, casi invisibles a los radares, en la base de Morón, en febrero del 2003. Agencia EFE

Un escuadrón de doce aviones de combate F-117 de las Fuerzas Aéreas de EEUU, casi invisibles a los radares, en la base de Morón, en febrero del 2003.
Agencia EFE

 

En la actualidad, solo quedan tropas estadounidenses en dos bases españolas: Rota y Morón. Precisamente, el último gobierno socialista en el poder de Zapatero acordó con su homólogo Obama –y rubricado por el actual Ejecutivo español— impulsar la presencia y calidad de tropas en España. Por un lado, con la llegada a Rota de cuatro destructores AEGIS de la Marina de EEUU, materializándose así la contribución al sistema de defensa contra misiles balísticos de la OTAN. Y, por otro, del estacionamiento en Morón de un batallón de Marines y ocho aeronaves para proteger y dar cobertura al personal destacado en los países del norte de África y del Sahel en su lucha contra el terrorismo.

Además, todas las bases han sido claves en operaciones militares y despliegues de unidades en los últimos conflictos en Iraq, Afganistán o Libia. Y continuará…

 

Más información:

Transferencia de armamento de Estados Unidos a España desde 1950 (SIPRI Database)

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Sobre la-aspillera

Rafael Romero es periodista, jefe de sección de Diario CÓRDOBA. Facebook-https://www.facebook.com/Defensacordobaweb Twitter- @DefensaCORDOBA