Bravo, libertad de expresión

 

El presidente de la asociación militar portuguesa ANS (Asociación Nacional de Sargentos), Antonio Lima Cohelo, durante la concentración convocada hoy por la Asociación de Militares Españoles (AUME) ante la sede del Ministerio de Defensa para protestar por el arresto de su presidente Jorge Bravo y por la libertad de expresión.
EFE / Kiko Huesca

 

Apenas un par de días después de que la ‘Grândola, Vila Morena’ resonase en Portugal como cántico en recuerdo de una revolución militar y democrática que tumbó a una dictadura, la canción compuesta por José Afonso fue coreada en Madrid como himno de varias asociaciones militares y policiales en defensa de la libertad de expresión.

Desde abril, el subteniente Jorge Bravo, presidente de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), la que cuenta con más afiliados en las Fuerzas Armadas con más de 4.000 miembros, cumple un mes de arresto en Colmenar Viejo (Madrid) por criticar en una emisora de radio “un sinfín de gastos superfluos que se pueden recortar antes de rebajar el sueldo a los militares”. Una “osadía” –la tercera que le lleva a cumplir arresto– que provocó el sábado una concentración de militares, policías y guardias civiles ante el Ministerio de Defensa, junto al sindicato CCOO.

Sus declaraciones –criticadas en un sector de las Fuerzas Armadas por las formas y no por el fondo, y que él mismo reconoció– y posterior arresto evidencian la necesidad de acometer, tal vez, la última gran reforma en las Fuerzas Armadas españolas. El perfeccionamiento de su Ley de Derechos y Deberes de sus miembros, que, en otros aspectos, consagra el derecho a la libertad de expresión de los militares, como cualquier otro ciudadano, “sin otros límites –sostiene– que los derivados de la salvaguarda de la seguridad y defensa nacional, el deber de reserva y el respeto a la dignidad de personas e instituciones”, así como adecuarse a la disciplina castrense “en asuntos estrictamente relacionados con el servicio”. Es decir, un inmenso y profundo (en cuanto a carga interpretativa) cajón de sastre.

Sin embargo, actuaciones de este simbolismo han sido las que han modificado, por ejemplo, los tablones de anuncios en las instalaciones militares u otras medidas, en un ordenamiento laboral cuya justicia no depende de un Consejo General del Poder Judicial, como la civil, sino del Ministerio de Defensa. Por eso, otra de las quejas que se han esgrimido tras el arresto de Bravo ha sido el diferente trato de favor entre unos y otros al aplicar la disciplina militar; en alusión al general en la reserva Juan Antonio Chicharro, que no fue sancionado pese a justificar una intervención del Ejército para frenar un proceso independentista en Cataluña.

El sábado, en la concentración en Madrid, junto a representantes de la AUME estaban de otras asociaciones como la Unificada de la Guardia Civil (AUGC) y el Sindicato de Policía (SUP), además de organizaciones civiles como Democracia Real YA y el Movimiento contra la Intolerancia.

Jorge Bravo fue arrestado en marzo de 2006 por criticar la gestión después  del accidente del helicóptero Cougar en Afganistán en el que murieron 17 militares, y se le impuso otro arresto de un mes y diez días por asistir a una manifestación de guardias civiles en enero de 2007 en Madrid.

El próximo 6 de mayo, tres días después de que cumpla su último arresto, el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, órgano asesor de Defensa, debatirá precisamente sobre la libertad de expresión de los militares en una reunión extraordinaria solicitada por la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO). Dicha asociación, que no asistió a la concentración pero que mostró su apoyo a Bravo, forma parte del Consejo junto a  la asociación de tropa y marinería (AMTM), que sí tuvo presencia, y la reseñada AUME.

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Sobre la-aspillera

Rafael Romero es periodista, jefe de sección de Diario CÓRDOBA. Facebook-https://www.facebook.com/Defensacordobaweb Twitter- @DefensaCORDOBA