Mossad, ciberespacio y el capitán Kaplan

 

“Israel viene buscando la paz hace 65 años. Estar preparados para la guerra, es por el momento la solución menos peor”. Esta declaración de intenciones –“si vis pacem para bellum”— la hizo hace unos días Roni Kaplan (@capitanKaplan).

Lo encontré en Twitter en el último incidente entre Israel y Hamas, la Operación Pilar Defensivo en Gaza —ver fotogalería–, el pasado mes de noviembre, cuando daba en su cuenta oficial el parte diario de las operaciones de las Fuerzas de Defensa israelís.

En los últimos tiempos, términos como ciberespacio o ciberdefensa se han colado en las noticias —China y Estados Unidos se acusaron de ciberataques recientemente y hoy anuncian una cooperación bilateral— y en los planeamientos militares de todos los ejércitos del mundo. Pero también en los grupos armados que combaten como insurgentes, rebeldes o movimientos de liberación.

Tanto es así que España, sin ir más lejos, creó en febrero el Mando Conjunto de Ciberdefensa –el ministro de Defensa, Pedro Morenés, firmó la Orden Ministerial 10/2013, de 19 de febrero, en el Boletín Oficial de Defensa (BOD), por la que se creó este mando conjunto que depende del jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad)– .

Esta semana lo contó The Guardian, el Mossad –el servicio de Inteligencia israelí—abrió su bolsa de trabajo social media. Ofertan plazas para “hombres y mujeres que aman los desafíos creativos. Una oferta interesante fuera del trabajo ordinario”, publicaba al respecto el periódico israelí Yedioth Ahronoth.  Se trata de una de las campañas más grandes que la agencia de inteligencia haya llevado a cabo en años, especialmente a través de las redes sociales.

Desde la irrupción de éstas, no solo el conocimiento se ha universalizado, sino el acceso a la información. A todo tipo de información. No solo los gobiernos tradicionales hacen uso de la misma para manejar los estados de opinión en conflictos sino también los movimientos terroristas internacionales.

Sin ir más lejos, durante los primeros días de la operación Serval en Malí, un grupo yihadista colgó en Twitter las imágenes de un soldado francés secuestrado y posteriormente abatido, que dieron la vuelta al mundo.

Internet ofrece la paradoja de una guerra de desgaste desde zonas de difícil acceso que encuentran su altavoz sin límite alguno en todo el mundo. Desde una aldea en Nigeria hasta el ciberespacio.

 

Para saber más:

El ciberespacio, nuevo escenario de confrontación (Ceseden, MDE) 

Seguridad nacional y ciberdefensa (Cátedra Isdefe)

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Sobre la-aspillera

Rafael Romero es periodista, jefe de sección de Diario CÓRDOBA. Facebook-https://www.facebook.com/Defensacordobaweb Twitter- @DefensaCORDOBA