Rápido, más marines

 

Una escuadrilla de 12 aviones F-117 –stealth (invisibles)– del ejercito de EEUU se encuentran estacionados en la base aérea de Moron de la Frontera (Sevilla). FOTO: Sergio Caro

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el despliegue de hasta medio millar de marines estadounidenses así como ocho aviones de transporte para su intervención como fuerza de reacción rápida en el norte de África y Sahel —ver noticia— por si fuera necesario.

La autorización, enmarcada en el Convenio de Cooperación para la defensa entre ambos países, del 1 de diciembre de 1988, tendrá una validez de un año.

Ya en el  2011 se había concedido autorización a Estados Unidos para el despliegue temporal de hasta 45 aeronaves en las bases de Morón y Rota. En aquella ocasión –según el Gobierno– la autorización se otorgó para 8 meses.

Hace unos días hablaba de la importancia estratégica de la zona del Sahel y el norte de África, tal vez junto a Asia-Pacífico, donde se ha desviado toda la atención de la comunidad internacional debido a las crecientes tensiones provocadas por el yihadismo internacional, por un lado, y las amenazas de Corea del Norte, por otro, a sus vecinos del sur y aliados en la zona.

Esta decisión vuelve a colocar a España en un primer plano y foco de atención (también para grupos integristas) por su estrecha colaboración militar con sus aliados estadounidenses, después de tres décadas de cooperación en la OTAN y tras la reciente aprobación de la instalación en Rota de los cuatro destructores del componente naval del escudo antimisiles de los Estados Unidos, con 1.100 efectivos que se suman a los ya existentes en la base conjunta gaditana.

Lo curioso de esta aprobación es que fue solicitada hace tan solo diez días por el nuevo secretario de Estado de Defensa, Chuck Hagel, a su homólogo español, Pedro Morenés. Casi la misma celeridad con la que el anterior Ejecutivo socialista sacó (en su promesa electoral y tras los atentados del 11-M) a las tropas de Iraq y tuvo que enviar, poco después, rumbo a Afganistán, eso sí, argumentando el cambio de bandera. Se ve que, tratándose de Estados Unidos, la rapidez marca el paso (con distintas motivaciones y objetivos) en las relaciones bilaterales en materia de Defensa.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Sobre la-aspillera

Rafael Romero es periodista, jefe de sección de Diario CÓRDOBA. Facebook-https://www.facebook.com/Defensacordobaweb Twitter- @DefensaCORDOBA