Humillación indirecta

En inglés se distinguen dos tipos de vergüenza: la que sentimos cuando hemos hecho algo moralmente mal (shame) y la que sentimos cuando hacemos el ridículo (embarrasement). También hay un tercer tipo de vergüenza, la vergüenza ajena, un término típicamente español, aquella que es una humillación indirecta y que tiene su punto de empatía porque nos ponemos en la piel de otro que pone en peligro su integridad al violar alguna norma social. La serie Vergüenza (Movistar) incide en esta última modalidad de la mano de Jesús (Javier Gutiérrez), un especialista en meter la pata sin ningún tipo de remordimiento; al contrario, el hombre es insistente.

 

Creada por Juan Cavestany (Dispongo de barcos) y Álvaro Fernández-Armero (Todo es mentira) cuenta la historia de un fotógrafo de bodas y bautizos con ínfulas de artista, especialista en provocar situaciones incómodas. Arrasó en los Premios Feroz como mejor serie, mejor actor (Javier Gutiérrez, El autor), mejor actriz (Malena AlterioPerdiendo el norte) , mejor actor de reparto (Miguel Rellán, Amanece, que no es poco) y encaja perfectamente en la definición del diccionario (sentimiento de pérdida de dignidad causado por una falta cometida o por una humillación o insulto recibidos).

El formato es novedoso en el ámbito de la comedia española. No está rodada en un escenario, no tiene risas añadidas y dura cada episodio entre 20 y 25 minutos frente a la hora metida con calzador de otras series, que sí que dan vergüenza ajena. Son 10 capítulos que tendrán continuación en una segunda temporada.

Gutiérrez borda el papel de impresentable, capaz de mirarle el canalillo a su suegra sin sonrojarse, y construye ese tipo de persona que no tiene educación y no sabe (tampoco le da la gana) comportarse en público. Su pareja sueña con tener una vida normal, con quedarse embarazada, pero Jesús supone un lastre difícil de evitar. En una reciente entrevista, Gutiérrez apuntaba que la serie buscaba “incomodar al espectador”. El objetivo está más que cumplido.

Sobre mrosa