Sin motivo (aparente)

pullmanEn un apacible día de playa, una joven madre apuñala con el cuchillo de pelar la fruta sin motivo aparente a un bañista. Con este arranque la miniserie The Sinner (Netflix) consigue mantenerte pendiente de la pantalla a lo largo de sus ocho episodios. Basada en una novela de la escritora alemana Petra Hammefarh la clave del asesinato está en la mente de la protagonista Cora Tanetti (Jessica Biel, Next) y el detective Harry Ambrose (Bill Pullman, Independence Day, en  la foto) se emplea a fondo para conocer qué hizo que la chica actuara de esa forma.

 

 

 

Aquí no se trata de saber quién es el asesino, sino por qué lo hizo. Para ello, la narración recurre a numerosos saltos atrás para ofrecer una perspectiva de la vida de la chica: criada en una familia católica y con una hermana menor enferma terminal, coquetea con el sexo y las drogas y un día llega a una situación límite. Aparece tirada en un callejón y no sabe dónde ha estado durante los últimos años.

De esta forma se van conociendo poco a poco las piezas del rompecabezas de la motivación para cometer el crimen con una actuación bastante sólida de Biel, que también ejerce de productora, y de Pullman, un policía que al igual que la protagonista esconde sus propios secretos.

Lo bueno de las miniseries es que cuenta historias que se cierran –ya se sabe: presentación, nudo y desenlace– y que se pueden visionar del tirón en uno de esos fines de semana que no apetece salir a la calle. The Sinner cumple estas dos condiciones.

 

Sobre mrosa