De zombis y niños

El otoño avanza y las nuevas temporadas de series televisivas comienzan a hacer su aparición en las calculadas estrategias de plataformas y productoras de TV. En esta última quincena de octubre destacan dos series: la veterana The Walking Dead llega a su octava entrega, mientras que el campanazo de Netflix Stranger Things hace lo propio con su segunda.

 

Vamos por partes. “Hay muertes muy importantes en esta temporada, lo digo para avisar a todo el mundo”, decía Andrew Lincoln, que encarna al líder de los supervivientes del holocausto zombie en una revista estadounidense. Si cuando acabó la sexta temporada el grupo estaba con la soga al cuello por el hostigamiento de Negan (Jeffrey Dean Morgan) y los suyos, en la siguiente temporada las tornas cambian radicalmente y el malo de pacotilla tiene que salir por patas. Negan, ya lo dije en otra entrada, es un malvado de segunda división, nada que ver con otros sádicos como el Gobernador, que apretaba de lo lindo. El caso es que sigo sin explicarme cómo un grupo tan violento como el de los protagonistas no se quitó de en medio a semejante personaje que pasa la mayor parte del tiempo con el cuello torcido y con un bate de béisbol al hombro como si fuera la sota de bastos. Misterios de los guionistas. Se estrena en Fox el 22 de octubre, ya mismo.

La vida era muy tranquila en Hawkins, un pueblo de Estados Unidos, en 1983 hasta que desaparece un niño. Sus amigos comienzan una búsqueda que les lleva hasta un siniestro centro donde el Gobierno lleva a cabo una serie de experimentos. Stranger Things recupera el cine de aventuras protagonizado por niños con un argumento para mayores. La serie se estrenó en 2016 y fue el éxito de la temporada de Netflix, obtuvo un Grammy y dos Globos de Oro y una excelente acogida de la crítica. Winnona Ryder, Matthew Modine y David Harbour son los adultos en esta serie en la que los chavales llevan el peso de la narración. Una recomendación: verla en versión original porque el doblaje de los niños no es muy acertado. Y otra más: atención a la banda sonora. Contiene canciones de Jefferson Airplane, The Clash, Peter Gabriel, David Bowie, Vangelis, Tangerine Dreams y un largo etcétera. Recuerda en parte a Aquellos maravillosos años. La temporada se compone de nueve capítulos que emite Netflix a partir del 27 de octubre.

Su precuela, Fear the walking dead, finiquita su segunda temporada el 15 de octubre en AMC con un doble capítulo.

También se ha estrenado la tercera entrega de Mr. Robot en Movistar +. Eliot Adlerson (Rami Malik) se enfrenta a las consecuencias del último ciberataque que perpetró contra la malvada E.Corp. La serie es complicada de seguir, en parte porque se mueve en un mundo donde de nada vale la informática a nivel usuario (esta es de altísimo nivel) y en parte porque la acción es lenta. Es dificil pillarle el aire. En esta entrega se incorpora Bobby Cannevale (Master of none, Broadwalk Empire).

Más estrenos inmediatos. Modern family vuelve mañana a Fox con su novena temporada; otra comedia, Jane the virgin, hace lo mismo en Movistar Series en versión original subtitulada (aunque la abuela siempre hable en español, con acento cubano, eso sí); The blacklist llega a su quinta entrega en la misma plataforma. Más adelante se podrá ver Mentes criminales (temporada 13 el 18 de octubre en AXN); Anatomía de Grey (el mismo día en Fox Life); Navy Investigación Criminal (día 19 en AXN); Hawaii 5.0 (el mismo día en Fox); Suit (séptima entrega el día 20 en Netflix) y Arrow (también el 20 en ScyFy).

Sobre mrosa