Demasiado tiempo

mini

Hasta la propia cadena que la emite (TVE) se sorprendió en su momento del éxito de El Ministerio del Tiempo. Y no es para menos. La serie llega a su tercera temporada avalada por unos 40 premios, dos Ondas incluidos, aunque la tele pública no aclara cuándo se estrenará. El viernes pasado se abrió en la delegación de RTVE en Barcelona el reparto de entrada para ver el avance, que tendrá lugar los días 2,3 y 4 de mayo en el Liceu, con largas colas de ministéricos.

 

Los productores van soltando con cuentagotas detalles de la serie y entre las principales novedades sabemos que vuelve Pacino (el personaje al que da vida Hugo Silva), que no vuelve Rodolfo Sancho, que se dividirán los 13 capítulos en dos tandas y que las emisiones comenzarán antes del verano, pero no se sabe cuándo. También que el primer episodio se titula Con en tiempo en los talones y que en él se evitará el secuestro del director inglés Alfred Hitchcok en el Festival de Cine de San Sebastián en 1958. Seguirán en pantalla Amelia (Aura Garrido), Alonso (Nacho Fresneda) , Ernesto (Juan Gea), Irene (Cayetana Guillén Cuervo), Angustias (Francesca Piñón) y Diego de Velázquez (Julián Villagrán).

El pasado abril salió a la venta un cómic (Tiempo al tiempo), un formato no habitual en las producciones españolas, como tampoco lo es que se cuente con una aplicación para móviles (El Ministerio del Tiempo Dive, en IOS y Android) con información simultánea de lo que estamos viendo en cada momento. Si quieres saber más de las temporadas anteriores se puede acudir a un post (Una llamada a tiempo) en el que Silva y Jaime Blanch (que interpreta al jefe, Salvador Martí) cuentan las misiones. Además, se pone en marcha una experiencia de realidad virtual en el que el espectador puede interactuar con los personajes en escenarios históricos y sigue activo el blog de la secretaria (Tiempo de confesiones) en el que esta funcionaria da su visión de lo que ocurre en el ministerio.

Todo esto nos dice varias cosas: que El Ministerio del Tiempo es algo más que una serie y que RTVE ha sabido aprovechar el tirón del éxito y difundirlo adaptado a los nuevos tiempos. Facebook, Twitter e Instagram son las redes sociales elegidas para su difusión, que vienen a completar una página web oficial muy entretenida.

¿A qué se debe el éxito? A que conjuga hechos históricos con la ficción en una trama bien enlazada y en la aportación de referencias a episodios y protagonistas de la historia española. Recordemos que por los capítulos han pasado Picasso, Isabel la Católica, Velázquez (que se ha quedado en nuestro tiempo), Miguel de Cervantes, Felipe II (que se aprovechó del secreto de viajar en el tiempo para hacerse onmipresente), y un largo etcétera. En la nueva tanda se contará con Becquer, Goya o Godoy, entre otros.

Comprendo el afán de los creadores, Javier y Pablo Olivares, en ampliar el contenido de cada capítulo con información extra, pero lo que no comprendo es que duren tanto esos extras. La serie quiere ocupar toda la franja del horario preferente (a partir de las 22.00 horas, por otra parte el mayor escollo para racionalizar los horarios en este país), pero lo hace a base de recordar lo que pasó en el capítulo anterior, con comentarios de actores, expertos y demás, y luego nos adelanta de qué va el que se emite a continuación. Demasiado tiempo, para mi gusto.

Sobre mrosa