“Te veré dentro de 25 años”

La frase la susurró la actriz Sheril Lee, que dio vida a Laura Palmer en Twin Peaks, a Dale Cooper (Kyle MacLachlan, imperturbable, mentón prominente y repeinado con brillantina), el agente de FBI enviado al pueblo que da título a la serie para desentrañar el crimen. La imagen de la cara de Laura Palmer en la bolsa de plástico ha quedado para la posteridad, lo mismo que la música de Angelo Badalamenti, el salón de las cortinas rojas, el enano que habla hacia atrás, o la Señora del Leño, que habla con los árboles… y además contó con un marketing inmejorable con solo una frase: “¿Quién mató a Laura Palmer?” Se sabe quién lo hizo desde el capítulo 7, pero este blog está libre de destripes, que es la traducción del tan manido spoiler.

UNITED STATES - DECEMBER 12:  TWIN PEAKS - Gallery - Season One - 12/12/89, Homecoming queen Laura Palmer is found dead, washed up on a riverbank wrapped in plastic sheeting. FBI Special Agent Dale Cooper (Kyle MacLaughlin) is called in to investigate the gruesome murder in the small Northwestern town of Twin Peaks. Sherilyn Fenn stars as Audrey Horne, the teenage daughter of a wealthy businessman. ,  (Photo by ABC Photo Archives/ABC via Getty Images)

El agente Cooper (Kyle McLachland)

Posiblemente estemos ante la serie más rara de la historia de la televisión, una obra que revolucionó la forma de narrar, y eso se lo debemos a David Lynch y Mike Frost. La cadena norteamericana ABC comenzó a emitir la primera temporada, de ocho capítulos, en 1990 -no existían ni HBO ni Netflix- y dos años después salió a antena la segunda tanda, aunque sus episodios se lanzaron de forma discontinua. En nuestro país se emitió en Telecinco, en pleno apogeo de las mamachicho y Emilio Aragón, y arrasó.

El argumento es bastante sencillo: Laura, la chica más popular del instituto, aparece muerta al orillas del lago Black. El agente Cooper se hace cargo del caso y con él colabora el sheriff Harry S. Truman (igual que el presidente), encarnado por Michael Ontkean. Poco a poco irán descubriendo que todo el mundo en el pueblo guarda un secreto. Lo complicado es su desarrollo y es ahí donde radica el éxito de la serie. Laura, el enano, un gigante y un sinfín de personajes se aparecen en sueños a Cooper, que debe desentrañar el significado de lo que ve, de lo que oye. El espectador está en la misma situación; sabe lo mismo que el agente, lo cual es de agradecer. Lynch da rienda suelta a su portentosa imaginación para convertir una historia policíaca en surrealismo puro, con estrambóticos personajes que viven situaciones increíbles. Alrededor de la obra del director hay un universo onírico que se desvela poco a poco. Hay que escuchar con atención a los personajes más raros para saber qué significa el salón rojo o dónde está Cooper.

enanoLa nueva entrega comenzará a emitirse en Movistar + el 21 de mayo. Al reparto original se han sumado la mayoría de actores y en esta tercera temporada se incorporan entre otros Naomi Watts, James Belushi, Michael Cera, Jennifer Jason Leigh, Tim Roth y Monica Belucci.

Desde hace meses circula material promocional distribuido y hay voces que apuntan a la decepción. El cine o televisión de Lynch no es para todos. Su particularidad lo hace querido u odiado, no hay término medio. Ya se sabe quién mató a Laura Palmer; ahora solo falta que el cineasta resuelva quién es Bob, qué pasó con Diane, si está vivo Ben Horne, el significado del caballo blanco y unas cuantas cuestiones más. O no, que a los directores de culto todo se le perdona.

Sobre mrosa