Espías, zombis, desaparecidos y Kate del Castillo

Candidata a diez Emmys, dos Globos de Oros y 14 Premios de la Crítica y ahí se quedó la cosa, The Americans es una de esas series que tienen muchos puntos para triunfar pero no cuaja del todo. Matthew Rhys (Cinco hermanos) y Keri Russell (Felicity) interpretan a un matrimonio de clase media en los Estados Unidos gobernados por Ronald Reagan. En realidad son una cédula durmiente del KGB, que cada vez le encarga misiones más complicadas en un momento delicado para la estabilidad mundial. Están bien entrenados y no les tiembla el pulso a la hora de liquidar a alguien o de utilizar el sexo para conseguir un objetivo.

Fox Life acaba de estrenar su quinta temporada (habrá una sexta) y consta de 13 episodios. En esta tanda, sus jefes quieren que abandonen el espionaje y vuelvan a la Unión Soviética, a lo que no parecen muy dispuestos. Merece la pena fijarse en la caracterización –por no decir disfraces– de los personajes. No siempre una peluca sirve para hacerse pasar por otro.

Una temporada que acaba es la de The Walking Dead. Rick y los suyos llegan este lunes al último episodio en el que deberán dar el do de pecho para quitarse de encima a Negan y Los Salvadores. También en Fox.

Este mes de abril se estrena temporada Prison Break (la quinta), la comedia Veep y The Leftovers. Me detengo en esta última por motivos varios. Llega a su tercera entrega una serie que puede ser tan rallante (o sea, fastidiosa y cargante) como Perdidos (Damon Lindeloff es uno de los guionistas). La trama se desarrolla en un mundo en el que el 2% de la población desaparece de repente, sin más, se evapora literalmente.

El resto intenta asimilar lo que ha pasado, pero explicaciones hay pocas. Mejor dicho, ninguna, ni nadie en níngún momento tiene una hipótesis plausible. Esto hace que proliferen extraños cultos y sectas de todo tipo. El protagonista es el jefe de policía de un pueblo de Nueva York, interpretado por Justin Theroux (Mullholand Drive). En el reparto figuran Amy Brenneman, Carrie Coon, Christopher Eccleston, Ann DowdAmanda Warren y  Liv Tyler. Seguirla requiere un poco de paciencia. Estará disponible a partir del día 16 en HBO y Movistar.

Y por último, y para amantes de emociones fuertes, la mexicana Kate del Castillo (La reina del Sur) estrena Ingobernable. La musa del Chapo Guzmán (por lo menos eso dice él) es en la ficción la primera dama mexicana que tienen grandes ideas para llevar la paz a todo su país. A los elementos típicos del culebrón ( personajes idealizados, narración de varias historias que se entrecruzan, amoríos, abundancia de capítulos, final más que esperado…) se suma la realidad, que en este caso supera con creces a cualquier argumento de telenovela. Como la Procuraduría (fiscalía) citó a la actriz para que declarara por su relación con el narcotraficante que se escapó de la cárcel por un túnel y luego dictó una orden de detención contra ella, la productora Netflix se vio obligada a que una doble filmara las escenas en territorio mexicano, mientras que Kate hacía lo propio en suelo estadounidense. Metaserie en estado puro.

Sobre mrosa